La decoracion una carrera que te apasiona

¿Siempre te han llamado la atención los decorados de los locales que visitas? ¿Cuándo vas a alguna casa te quedas sorprendida con la decoración de las estancias? Entonces lo tuyo es la decoración. No como un entretenimiento, sino como algo a lo que dedicarte, tu carrera, tu medio de vida. Para convertirte en un decorador no necesitas educación muy extensa ni títulos universitarios ni grados superiores, con que cuentes con pasión por los muebles, ojo con los colores y ganas de aprender es más que suficiente.

Para desempeñar bien el trabajo de decorador vas a tener que tener en cuenta los gustos y las preferencias de los demás ya que dependerá de ellos que tu trabajo sea un éxito o no, de ellos dependerá darte el visto bueno en tu trabajo.
Lo mejor es que empieces por tus familiares y amigos, de este modo utilizaras sus viviendas como tus conejillos de indias, si un amigo va a redecorar su jardín, aprovecha y ofrécele ayuda para encontrar para el cesped solucion así adquirirás experiencia y no arriesgaras con desconocidos.

Si ya tienes todo lo necesario como un plan de ejecución y cuentas con una pequeña experiencia ya puedes encargarte de algunos trabajillos, al principio es mejor no ser muy ambicioso, ya que de no salir bien lo mejor será que el proyecto sea pequeño para que no trascienda mucho, ten en cuenta que tras tus trabajos, lo que mejor funciona para darse a conocer es el boca a boca. Si yu primer trabajo no es lo que se espera es posible que te cueste encontrar algunas ofertas más, pero no desesperes, siempre llega el momento adecuado para resaltar en este negocio, busca galerías o eventos privados para ofrecer tus servicios, no importa que no sea una decoración de interiores convencional, puedes organizar alguna fiesta o evento, esa es la mejor publicidad, haz algo que resalte, que llame la atención, que salga de lo habitual para que sea tu firma, algo característico que solo tú puedas hacer, para que se te reconozca de manera fácil solo con ver ese detalle.

Quizás tus primeros trabajos deberían de ser muy muy económicos, por supuesto que no te cuesten dinero a ti, pero a lo mejor es  bueno no obtener beneficio para empezar con algunos clientes y que se sepa que eres económico, si sigues estos pasos seguro que triunfas en el mundo de la decoración.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *