Conducir un autobús

¿Conocéis esa sensación que se tiene cuando consigues lo que llevas buscando toda la vida? Pues yo la he sentido recientemente. Desde pequeñita me han encantado los autobuses. Tal era  mi fascinación por ellos que todas mis amigas tenían muñecas, bolsos o balones para jugar y yo solo quería y tenia autobuses. Recuerdo uno con especial cariño, era un juguete grande al que se le abrían las puertas y yo jugaba a que era la conductora y que llevaba a todos a sus casas.

Pues  por fin, me he sacado el carnet que me habilita a conducir autobuses, no sin esfuerzo, no sin sacrificios, pero ya lo tengo, ya es mío, ya soy conductora de autobuses. La verdad es que he tenido ayuda, tengo un amigo que trabaja en un centro de desguaces y recambios en el que había un autobús, este estaba en muy malas condiciones pero arrancaba y funcionaba perfectamente, no tenia retrovisores ni puerta trasera, pero con dos arreglillos y un poco de ganas, pasábamos los domingos haciendo prácticas por los pasillos del desguace y así aprendí a conducirlo un poco mejor. La verdad es que tengo que reconocer que al principio golpee algunos de los coches del desguace, afortunadamente estábamos en eso, en un desguace y los coches de allí no se veían afectados por mis golpes. Seis domingos fueron los que pasamos allí adecentando un poco el autobús y aprendiendo a manejarlo para poder llevar un poco más de idea al examen.

Lo hice perfecto, a la primera, soy una chica lista. Lo mejor de todo es que ya casi tengo trabajo y todo, el ayuntamiento necesita un conductor para una ruta y he echado la solicitud de trabajo. Muy mal se me tiene que dar para que no me cojan ya que somos muy pocos los conductores de autobuses que vivimos en el pueblo. Y si no me llaman pues no importa mucho tampoco, buscaré alternativas, tengo buen nivel de inglés por lo que no me importaría dirigirme a una zona con buen turismo para conducir algún autobús de estos que te llevan a hacer excursiones o a visitar zonas famosas, me da igual donde sea, lo que quiero es trabajar y si es haciendo lo que más me gusta pues mejor que mejor. Espero poder desarrollar mi trabajo en casa, de lo contrario emigraré a países mas cálidos, como las aves.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *