¿Cómo prevenir la enfermedad de Lyme?

La enfermedad de Lyme es producida por una garrapata de patas negras infectada. Y es que muchas veces asistimos a sitios al aire libre como paseos a caballo, caminatas por zonas boscosas o un día de camping y podemos vernos afectados por la picadura de este ácaro.

Por todo ello, a continuación, vamos a mencionarte algunas medidas que puedes tener en cuenta para prevenirla.

¿Cómo prevenir la enfermedad de Lyme?

Protégete

Las garrapatas que producen la enfermedad de Lyme tienen como hábitat sitios con humedad y mucha vegetación. Por todo esto, si te gusta caminar, hazlo siempre por los senderos podados, evita en lo posible la vegetación abundante, sobre todo aquella que pueda cubrirte las piernas.

Y por supuesto, no olvides utilizar botas para protegerse.

Revísate bien cada vez que salgas

Si te encuentras pasando vacaciones en una zona boscosa, debes revisarte todos los días después de haberte expuesto al exterior. Hazlo minuciosamente, sobre todo en las partes donde hay vellos y cabellos.

También es recomendable utilizar un tipo de repelente especial para las garrapatas.

Lava tu ropa al regresar a casa

Después de haber permanecido en sitios susceptible de tener garrapatas, todo lo que tienes que hacer es lave su ropa con abundante agua caliente y luego colóquela en la secadora, el calor las matará.

Y por supuesto, no olvides revisar a las mascotas, pueden ser un vehículo para llevarlas a casa.

Prevención en los jardines y áreas de recreo

Todo hogar necesita áreas de esparcimiento y recreación, ya sea pequeña o grande es indispensable mantenerla limpia de garrapatas para evitar la enfermedad de Lyme. Por eso:

Lo recomendable es mantener el césped bien cortado, bajito.

En el mercado existen muchos productos químicos que ayudan a mantener a raya las garrapatas. Debes fumigar con estos productos frecuentemente, manteniendo lejos los riesgos de contraer la enfermedad.

Los productos recomendados para estos casos son los que contienen aceite de eucalipto.

Para la ropa y botas, sombreros y artículos de camping, utiliza los que son con “permetrina”.

Mantén tu jardín protegido con rejas o murallas, que eviten acercamiento de animales susceptibles de poseer garrapatas. Además, protege a tus mascotas con collares, productos y vacunas que eliminan estos ácaros.

Si después de unas vacaciones en zonas aptas para tener garrapatas, notas salpullido, fiebre o síntomas no comunes, deberás acudir inmediatamente al médico y éste te hará los exámenes de rutina, todo esto para verificar si no has sido infectado.

Finalmente, si llegas a encontrar una garrapata adherida en cualquier zona de tu cuerpo, no dudes en sacarla con una pinza. Y si debes acudir al médico, no dudes en anotar cuánto tiempo crees que ha estado ahí, guiándote por la última vez que saliste.

Ya que se estima que el contagio de la enfermedad se hace cuando se tiene aproximadamente cuarenta y ocho horas la garrapata infectada aferrada a tu cuerpo. Y esto permitirá que el médico inicie el tratamiento del lyme mucho más rápido.