Como comprar una destructora de papel

Las destructoras de papel son máquinas muy versátiles y que te permitirán reciclar los documentos viejos en tu empresa. Para comprar las de mejor calidad, te recomiendo hacerlo en la web de www.destructoras-de-papel.es, puesto que es la mejor tienda online especializada en este tipo de máquinas que encontrarás en el mercado.

Sin embargo, debes tener en cuenta algunos consejos básicos que te permitirán elegir tu máquina de una forma óptima. Estos los reuní en este post, por lo cual, te invito a seguir leyendo para que puedas conocer los puntos básicos que debes tener en cuenta para la compra.

Consejos para comprar una destructora de papel

Comprar una destructora de papel es algo realmente sencillo a pesar de la variedad que existe en el mercado. Lo único que tienes que hacer es seguir estos consejos básicos:

Elige bien el tipo de cabezal

Existen dos tipos de cabezales entre los cuales podrás escoger a la hora de comprar una destructora de papel. Los cabezales tradicionales permiten el corte de los documentos en tiras de papel, con lo cual se podrán tener unos buenos resultados.

Por su parte, para los documentos más importantes y que contengan datos convencionales, será indispensable contar con un cabezal de micro corte. De esta forma, podrás asegurarte de que podrás destruir por completo los datos sin que vayan a caer en otras manos.

Capacidad de corte

La capacidad de corte de una destructora de papel se mide en la cantidad de hojas que esta pueda triturar al mismo tiempo. Por lo general la capacidad de corte suele estar entre las 5 y las 10 hojas, siendo la capacidad algo muy importante a la hora de comprar una destructora de papel.

Sin embargo, debes tener presente la capacidad que tiene la máquina antes de comenzar a utilizarla. Recuerda que, si se excede la capacidad de la destructora de papel, esto podría causar un atasco que podría terminar incluso en un daño al cabezal.

Ciclos de trabajo

Son muy importantes los ciclos de trabajo, en especial porque de estos dependerá que se puedan tener los resultados esperados. Los ciclos de trabajo suelen estar entre los 5 y los 10 minutos hasta que el cabezal se recaliente.

También existen destructoras de papel de ciclo continuo, las cuales no necesitan parar para enfriar el cabezal. Estas son mucho más eficientes a la hora de destruir grandes cantidades de papel, pero tienen un coste mucho más elevado que las destructoras convencionales.